1 de agosto de 2013

☼ Azúcar invertido

  

    Si queréis hacer helados en casa, para dificultar la cristalización del agua podéis emplear distintas opciones:
- Licor del sabor del helado.
- Vodka (este alcohol no da sabor)
- Miel (es el azúcar invertido que nos da la naturaleza)
- Azúcar invertido

   Los licores están genial pero si hay niños por el medio, aunque por un par de cucharadas no va a pasar nada, mejor emplear otra opción.

   La miel nos podrá ayudar y ya sabéis todas sus propiedades pero deberá ser suave para echarla en los helados caseros y que no nos de mucho sabor.

   Y el azúcar invertido. Endulza, dificulta la cristalización y el que hagamos en casa nos podrá durar hasta un año dentro de un bote de cristal.

   Además es fácil de hacer y luego lo podréis emplear en el resto de vuestros bollos, panes, pasteles... porque los hace mas esponjosos durante más tiempo, acelera el tiempo de fermentación de las masas y da brillo a la superficie de los bollos (por ejemplo).

Cómo usarlo. Pues sustituyendo en la receta una parte de la cantidad indicada de azúcar por azúcar invertido según estas proporciones:

- PANADERÍA: Sustituir un 50% del azúcar por azúcar invertido. Por ejemplo, si nos indican 200gr de azúcar habrá que poner 100gr de azúcar y 100gr de azúcar invertido.

- HELADOS: Sustituir un 25%

- BOLLERÍA Y PASTELERÍA: Sustituir entre un 10% y un 20%

Cómo hacerlo.



AZÚCAR INVERTIDO

INGREDIENTES:

- 150ml agua mineral
- 350gr azúcar
- 1 sobre de ácido tartárico (color blanco)
- 1 sobre bicarbonato sódico (color morado)

Si tenéis un mercadona cerca podréis encontrar los dos sobres. La caja donde vienen es esta.

PREPARACIÓN:

    El azúcar invertido se hace basándose en temperaturas y empleando un termómetro de cocina pero como no es algo que todos tengamos en casa os lo explicaré para que podáis hacerlo sin él.



   Ponemos al fuego un cazo con el agua mineral y cuando empiece a humear  (50º de temperatura - no ha de hervir), añadimos el azúcar y removemos en el fuego  para que se disuelva.

   Nada más dar el primer hervor (80º de temperatura), echamos el contenido del sobre blanco, retiramos del fuego y removemos unos segundos para que se deshaga.

   Dejamos enfriar esta mezcla (la temperatura ha de bajar a 60º), unos 15-20min (no meter en frigorífico).

   Entonces se echa el contenido del sobre morado y se revuelve sólo unos segundos hasta que se disuelva.

   Al ser bicarbonato provocará efervescencia. No pasa nada porque lo dejaremos enfriar del todo a temperatura ambiente y esa espuma irá desapareciendo.

   Cuando esté completamente frío se envasa en un bote de cristal y aunque seguro que lo gastamos rápido, mejor poner la fecha.

   ¿Habéis visto que etiqueta tan cuca ha hecho mi hija?

   Aguanta un año.

6 comentarios:

  1. Mira chiquita! muy interesante la aportación, que lo tendré muy en cuenta, porque la cocina no me gusta mucho!...me gusta la cocina de otros !je!je.., pero ya hacer postres me gusta! me defiendo como gato panza arriba! je!je..
    Mi reina! que estas en tu etapa culinaria eh!...epa!...te hecho porras!...!la cocina de marta! ra!...ra!..rá!...
    besotes y abrazos de oso!!!

    ResponderEliminar
  2. Holaaa, me ha gustado mucho tu blog, me quedo por aqui, y te invito a que visites el mio http://madamenaroa.blogspot.com/saludos desde Uruguay

    ResponderEliminar
  3. A ver si me animo a hacerlo que nunca he sabido y así tal como lo explicas no parece muy dificil.
    www.elbauldeeleanor.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo es Julia. Sigue los pasos que te indico y te sale seguro.
      Gracias por tu visita

      Eliminar

Gracias por tu visita.
Deja un comentario y te devolveré la visita.

ShareThis

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...